1 sept. 2013

Meditemos

La meditación es una disciplina a través de la cual se intenta ir más allá del pensamiento condicionado para alcanzar un estado profundo de conciencia.
El objetivo principal de la meditación es concentrarte y poco a poco relajar tu mente hasta liberar tu conciencia. Según vas progresando, notarás que puedes meditar en cualquier sitio y en cualquier momento, logrando la paz interior a pesar de lo que esté pasando a tu alrededor. Notarás además que puedes controlar mejor tu forma de reaccionar ante las cosas a medida que te vuelves más consciente de tus pensamientos (por ejemplo, liberándote del enojo), pero primero tienes que aprender a dominar tu mente y controlar tu respiración.

Calla tu mente y deja que te hable tu corazón. Sigue tu corazón pero lleva el cerebro contigo. Sientete en paz por que lo creas o no todo esta en perfecto orden divino. Solo siente y dejate llevar con amor por el camino que tu corazón siente que es el correcto. Normalmente nuestro sexto sentido nos habla con voz muy baja y debemos estar en silencio y paz con nosotros mismos para poder escucharlo. 
Se que duelen muchas cosas, pero el dolor se callará a medida que aprendamos la magia de creer en nosotros mismos. 



  1. Dedica tiempo a meditar.
  2. Busca un ambiente tranquilo y relajado.
  3. Siéntate en el suelo.
  4. Relaja tus brazos y piernas.
  5. Relaja todo tu cuerpo.
  6. Concentra tu atención en el ritmo de tu respiración.
  7. Calla tu mente. 




Ruth Ocumarez


No hay comentarios:

Publicar un comentario