11 sept. 2013

Imposible pasarlo por alto

Hoy he despertado con sentimientos encontrados, sentimientos que se encuentran y se saludan entre si, tratando de reconocerse el uno al otro; el asunto es entre tristeza, nostalgia, gratitud, esperanzas, fe, amor, dudas.  Viene a mi memoria el trágico 9-11-01. ¿Cómo olvidar ese día? ¿Cómo pasar por alto aquel día que cambió el curso del planeta?

Cuando digo que traigo sentimientos encontrados es por que hoy en día con el bombardeo infinito de información puede que nuestros sentimientos se encuentren y no se reconozcan por que un día dan una versión al día siguiente ya ha cambiado.

Volver a ver las imágenes de aquel trágico día en el que miles de personas de diferentes nacionalidades murieron por culpa de la maldad humana me rompe el corazón.  Ese día no solo cambió el rumbo de los Estados Unidos, sino que cambió el rumbo mundial. No es necesario estar en NY para entender que nos robaron la paz, que tomar un avión no será lo mismo jamás, que ahora más que nunca los humanos se protegen de los humanos, se temen unos a los otros, desconfían cada vez.


Pueden muchos decir que la diferencia de culturas ha provocado muchas tragedias mundiales; pero hay un lenguaje universal que no requiere traducción ni cultura, que ni siquiera requiere palabras, no importa de donde usted sea, de donde venga, a donde vaya, quien sea, como sea, su color de piel, la ropa que usa, la religión que practique, nada de eso importa si aplicamos el lenguaje que debería unirnos, si aplicamos el lenguaje del AMOR. Este lenguaje es el más sencillo y difícil de aprender. No estoy hablando del amor de parejas, del amor de madre, del amor de hermanos, me refiero al amor universal, al amor que nos hace más humanos, el amor INCONDICIONAL. Resumir su religión en una sola frase o mandamiento (como lo quiera llamar): AMAR A SU PROJIMO COMO ASI MISMO. Si amas a tu prójimo como a ti mismo no matarás, no codiciaras, honraras a tu padre y a tu madre, no robarás, no levantarás falsos testimonios, no codiciarás, en fin... la lista sigue y se extiende por que si amas a tu prójimo como a ti mismo lo respetaras tanto que serás incapaz de hacerle mal alguno.

Los ataques del 11 septiembre hace que pongamos en perspectiva nuestras vidas. Nos entristece al punto de estar agradecidos con Dios por que nosotros tenemos oportunidad cada día de ser y hacerlo mejor, no importa en que posición te encuentres ahora mismo, ponte una meta, estas VIVO, puedes luchar por tus sueños y por los sueños de las personas amadas que han partido primero que nosotros.
Recuerda que esta tragedia pasó en NY pero no es una tragedia americana, es una tragedia universal y de ésta más que odio y venganza debemos sacar unión, tolerancia, comprensión, acuerdos de paz. 

Levantate, sonríe, se feliz y AMA a tu prójimo como a ti mismo, ya verás la gran diferencia en tus días.

Ruth Ocumarez


No hay comentarios:

Publicar un comentario