7 sept. 2012

Alimentación responsable


Hace unos días recibí la grata visita de mi querida hermanita Letty, ella con su carita fresca, dulce y con un toque de inocencia (que la cararacterizan) me pidió que ya que estoy estudiando nutrición le escriba algo para su blog.

Les confieso que me he dedicado de lleno a mis estudios nutricionales por que con el paso del tiempo he entendido que realmente somos los responsables de nuestra salud física y mental, que nuestro cuerpo es el único lugar del mundo en donde nos toca vivir toda la vida y que es necesario cuidarlo y mimarlo al máximo, construirlo cada día con nutrientes que nos edifiquen y nos ayuden a ser mejores.

Cada célula de nuestro cuerpo es responsabilidad nuestra.
A veces nos damos el lujo de decir: “a mi no me gusta eso, yo no como esto o aquello me da asco…. “ Etc, etc, etc. Muchas veces sin nisiquiera haber probado dicho vegetal, fruta, verdura,  carne o lo que sea que estemos rechazando.

Admito que una vez fui así, solía decirle a mi madre cuando era niña que no me gusta nada verde, nada pegajoso, gelatinoso y/o baboso, nada mezclado feo. Imagenese usted la tremenda tarea que tenía Mami.

Todo esto cambió cuando noté que hacienda cambios sencillos pero nutricionales mi cuerpo, mi piel, mi pelo , mi energía cambiaron, TODA la vida me cambio. El asunto no estaba en que commence a comer lo que me desagradaba, sino que comencé a encontrar lo que realmente me agradaba y le agregaba nutrición a mi cuerpo y alma, por que de eso se trata, de disfrutar todo lo que hacemos sin lastimar a nadie, incluyendonos a nosotros mismos.

Bien es cierto que comer conscientemente es un asunto cultural. Las costumbres con las que crecemos son las que definen nuestro comportamiento alimenticio y esto define nuestra entera salud.

Siempre les digo a mis amigos y familiars que se acercan por un consejo de nutrición lo siguiente: “No me pidas un consejo sino lo vas a aplicar, por que yo personalmente te daré seguimiento y me molestaré enormente si veo que haces caso omiso al mismo”. Es una actitud un poco egoísta de mi parte, pero pongase usted a pensar en lo siguiente, si a usted  le duele la cabeza y alguien le da la solución  a su problema, responsablemente no la aplica, no regrese  con la  misma queja del dolor de cabeza ya que usted tiene la solución en sus manos y es el único responsible de aplicarla.

Lo mismo pasa con nuestra alimentación, todos sabemos que tenemos que tomar mas agua, comer mas frutas y verduras, reducir la ingesta de alcohol y azucares refinadas…. Pero, pero…. Y siguen los peros….. se nosh ace dificil aplicarlas en nuestras vidas y solo le hacemos caso cuando REALMENTE queremos un cambio y REALMENTE estamos comprometidos con nosotros mismos para mejorar ese hogar llamado CUERPO.




No hay comentarios:

Publicar un comentario