8 jul. 2013

Las 5 mejores dietas desintoxicantes


Las cinco mejores dietas desintoxicantes

Dale un descanso a tu organismo y límpiate desde dentro. Eliminarás toxinas, le darás un descanso a tu hígado, rejuvenecerás tu piel y eliminarás grasa y volumen. Llegarás más hermosa y delgada que nunca a tus vacaciones.

Al menos dos veces al año es importante hacer una depuración. Desde un par de días a una semana, te proponemos cinco dietas desintoxicantes para limpiar tu cuerpo desde dentro y ponerlo a punto para el verano.

Si te sientes hinchada, si tus digestiones son pesadas, si no estás en tu peso, si tu piel y tu pelo no tienen vida, si sufres alergias o te encuentras baja de energía, haz una de las dietas detox que te proponemos y ¡brillarás este verano!

Si no tienes voluntad para hacer una auténtica dieta detox, prueba a modificar tus menús diarios con alimentos sanos y muy ligeros para tu estómago y tu hígado. Perderás toxinas en cada comida sin pasar hambre. Jugos, consomés, verduras y productos de soja serán tus mayores aliados. Durante una semana, olvídate de las proteínas de origen animal: carne, huevos y leche. Sigue haciendo cinco comidas diarias pero sustitúyelas por los menús que te proponemos, todo fresco, natura, ligero y muy bajo en calorías. 

Aquí tienes algunas ideas:

Desayuno. Té verde con una cucharada de miel sin refinar (la de tomillo es deliciosa). Macedonia de frutas naturales de la estación (las fresas, piña, papaya o sandía son perfectas) y un yogur de soja. Si te quedas con hambre, añade una rebanada de pan integral con aceite de oliva o hummus. Media mañana. Un racimo pequeño de uvas, una infusión depurativa, un yogur de soja o un zumo natural.

Comida. Opción 1: Arroz integral con brotes de soja, jugo de tomate natural y una rodaja de piña o papaya. Opción 2: Una rebanada de pan integral con hummus, una ensalada de berros y espinacas frescas, y fresas con unas gotas de limón. Opción 3: ensalada de lentejas y brotes de alfalfa, zumo de pepino e hinojo, un yogur de soja.

Media tarde. Cuatro nueces o un puñadito de semillas de calabaza con un té verde. Una pieza de fruta fresca o un yogur de soja.

Cena. Opción 1: ensalada de vegetales frescos de estación con frutos secos (pipas de calabaza, nueces, semillas de amapola y de sésamo), un yogur o una infusión. Opción 2: sopa fría de calabaza, pepino o calabacín, una rodaja de merluza a la plancha y una rodaja de piña.

Mantén esta dieta durante una semana y después introduce progresivamente alimentos más nutritivos pero bajos en grasa y azúcares: cereales integrales, patatas, queso de cabra, pollo a la plancha, moluscos, tofu, pan integral... Verás los resultados en la báscula.

Dieta de la limonada (Master Detox)
Cómo tomarlo. Esta limonada debe tomarse entre 7 y 10 días como mínimo para ser efectivo, y requiere una pre dieta y una post dieta a base de pan integral, caldo de verduras, naranja, arroz integral, ensalada de frutas y frutas. Durante este tiempo hay que eliminar las carnes, huevo, leche, bebidas alcohólicas o excitantes, harinas y tabaco. El primer día de pre dieta hay que beber medio litro de sirope, el segundo tres cuartos de litro, y el tercero un litro; en la post dieta hay que hacerlo en sentido inverso. Durante los 7-10 días que dure la depuración sólo debemos tomar el sirope. Están permitidas el agua y las infusiones, excepto el té negro, el café y la leche.

Durante los tres primeros días el cuerpo se alimenta a base de reservas almacenadas en forma de glucógeno (azúcar simple), sobre todo en la sangre y el hígado, que es fácilmente digerible. Por lo tanto, una cura debería durar más de tres días, ya que es a partir de ese momento cuando el organismo empieza a eliminar toxinas y a reducir las reservas de grasas almacenadas.

Si haces deporte o esfuerzos físicos intensos durante la cura es recomendable aumentar la dosis de sirope, disminuyendo en esa proporción el agua.

Efectos secundarios. Los primeros días pueden presentarse ligeras cefaleas y náuseas debido a la expulsión de toxinas (crisis curativa), que no tienen ningún peligro y desaparecerán. Si no es así, consulta al experto que te supervisa. También es normal que notes mal aliento debido a la formación de cuerpos cetónicos.

No la hagas si. Padeces diabetes, hipertensión o depresión, si estás embarazada o dando el pecho. Los niños tampoco deben hacerla.

El hotel detox

Depúrate, adelgaza y mímate en un lugar de ensueño junto al mar con la ayuda de los mejores profesionales. Sha Wellness te ofrece salud y bienestar mediante la fusión de las antiguas disciplinas orientales con las revolucionarias técnicas occidentales.
El ‘Método Sha’ se basa en una dieta altamente depurativa diseñada por Michio Kushi, gurú de la macrobiótica moderna, equilibrada para las necesidades de cada persona y combinada con terapias naturales. En la Unidad de Medicina Antienvejecimiento te ayudarán a preservar tu juventud y a prevenir enfermedades mediante la aplicación de avanzadas técnicas.

Sólo fruta

Las frutas son excelentes para deshincharte y desintoxicar el organismo. Cuando te sientas pesada o hayas cometido demasiados excesos, pásate un día solo a base de fruta, siempre de temporada y de un solo tipo (manzanas, uvas, piña, papaya, fresas). Comer sólo fruta por las noches durante unos días también puede ayudar a tu organismo a limpiarse.

Fresas. Son buenísimas para perder volumen y deshincharte gracias a sus efectos depurativos. Su alto contenido en sustancias antioxidantes dejará tu piel bonita y luminosa.
Pasarte uno o días enteros (salteados en la semana) comiendo fresas también te ayudará a adelgazar, ya que estas deliciosas frutas contienen poquísimas calorías (30 kcal por 100 g) y sus sustancias antioxidantes combaten los radicales libres que causan la oxidación de las lipoproteínas. Además, las fresas ayudan a la eliminación de ácido úrico a través de la orina, mejoran el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra, descongestionan la circulación venosa y depuran el hígado.

Piña. Con esta fruta, además de depurarte, adelgazarás, perderás volumen y te sentirás ligera gracias a la bromalina, una enzima digestiva que contiene la piña. Su alto contenido en potasio te ayuda a eliminar toxinas sin riesgo para tu organismo. La cura de piña es excelente después de una época de excesos gastronómicos y para contrarrestar una dieta demasiado rica en grasas de origen animal. 

Menú a base de piña:
Té verde con una cucharada de miel y 2-3 rodajas de piña en el desayuno; batido de piña con una cucharadita de levadura de cerveza y otra de semillas de lino a media mañana; ensalada de vegetales frescos y trocitos de piña con un filete de pescado a la plancha; batido de piña con semillas de lino para merendar; 4-5 rodajas de piña para cenar.

Ayuno inteligente

El ayuno es una práctica milenaria propia de las culturas más longevas y asociado a prácticas como el yoga o el tai chi. Ayunar ayuda al cuerpo a desintoxicarse y le proporciona descanso a órganos como el hígado, los riñones y los intestinos, muchas veces sobrecargados por una alimentación poco saludable. El sistema nervioso e inmune también se ven beneficiados por el ayuno. Ayunar puede ser recomendable tras una época de excesos con la comida, cuando te sientas pesada, hinchada y con poca energía vital. Pero no te pedimos que te conviertas en “yogui”, sino simplemente que de vez en cuando le des un descanso a tu organismo. Por ejemplo, no cenando una vez a la semana o pasando un día a base de caldos, zumos de frutas y líquidos. Prepárate para tu día de ayuno reduciendo las raciones de tus comidas diarias, cenando ligero y eliminando los alimentos tóxicos (carne, dulces, fast food, alcohol, refrescos…). Dale prioridad a las frutas, verduras, granos y cereales integrales. Por las mañanas, nada más levantarte, toma un par de vasos de agua tibia o con unas gotas de limón. Dedica unos minutos a estirar, hacer yoga o ejercicio y desayuna después.
Ayuno parcial. A no ser que tengas experiencia o estés supervisada por un experto, te recomendamos el ayuno parcial dos o tres días seguidos dos veces al año, preferiblemente coincidiendo con los cambios de estación. Este ayuno se hace sólo a base de líquidos (infusiones, caldos, zumos naturales y agua), evitando café, té negro, refrescos o alcohol.
No. Aunque el ayuno controlado es una práctica saludable, las personas con diabetes, insuficiencia renal, trastornos alimenticios, depresión y las embarazadas no deben practicarlo.

Fuente oficial:
http://mujer.terra.es/muj/especiales/cuerpo-diez/comer-sano/articulo/mejores-dietas-desintoxicantes-33416.htmTerra Mujer / Amalia Panea



No hay comentarios:

Publicar un comentario